Buscar

Cuánto ejercicio debo hacer para dormir bien en la noche, según la ciencia!

Dormir bien es un lujo. Porque, en verdad, ¿hay algo mejor que despertarse bien descansado? Y en el otro lado de la moneda del colchón, ¿hay algo peor que dar vueltas y vueltas hasta las 4 a.m. y luego pasar el día en una niebla zombi total?

Bueno, tenemos buenas noticias: según una nueva investigación, el secreto del lujo de dormir es algo que todos pueden pagar (porque cuesta cero pesos); todo lo que tenemos que hacer es movernos más.



Los científicos de la Sociedad de Investigación del Sueño llevaron a cabo un estudio de 75,074 mujeres posmenopáusicas y descubrieron que cuanto más actividad física realiza durante el día, mejor dormirá por la noche.

Las mujeres que realizaban de 7,5 a 17,5 horas de actividad por semana tenían más probabilidades de dormir más de seis horas, y las que realizaban más de 7,5 horas a la semana de actividad tenían entre un 7 y un 15 por ciento menos de probabilidades de tener un sueño inquieto. Es importante tener en cuenta que, si bien una mayor actividad no necesariamente equivale a más horas de sueño, sí ayudó a mejorar la calidad de esas preciosas horas. Así que piense: seis horas de dar vueltas y vueltas frente a seis horas inquebrantables en el ciclo REM. Y así como las horas que las mujeres pasaron moviéndose afectaron su sueño, también lo hicieron las horas que pasaron sentadas. Si eran sedentarios durante más de seis horas y estaban sentados durante más de 10 horas al día, era probable que pasaran menos tiempo durmiendo.


Si todo eso suena científico y confuso, permite que el estudio lo resuma: “Los niveles más altos de actividad física de intensidad leve y moderada se asocian con una mejor calidad del sueño, mientras que una mayor cantidad de tiempo sedentario se asocia con un sueño corto y sueño de menor calidad ".




¿Y una cosa más?

Cuanto más tiempo pase acostado durante las horas de vigilia, peor será tu sueño nocturno.

Si bien el estudio solo confirma esta correlación en mujeres posmenopáusicas (ICYWW, se eligió esta población porque tanto los estilos de vida sedentarios como el sueño interrumpido son comunes entre ellas), según el Dr. Benjamin Emanuel, profesor asociado de neurología en la Universidad del Sur de California ( USC) Keck Medical Center, es probable que también se pueda aplicar al resto de nosotros. “Hay muchos estudios que analizan la población general y las personas de mediana edad que han demostrado la asociación entre niveles más altos de actividad física y una mejor calidad del sueño”, me dice.


Si bien el estudio no llega tan lejos como para decir exactamente cuánto deberíamos movernos todos, el Dr. Emanuel recomienda mantener su actividad física en línea con las recomendaciones de la American Heart Association y el American College of Cardiology, quienes recomiendan 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa por semana para adultos.

¡Otra razón más para empezar a movernos ya y descansar mejor!



Referecnias de expertos:

Dr. Benjamin Emanuel