Buscar

4 frutas de temporada para una piel radiante



Abril es el mes de la primavera, la playa pero también de las manchas, quemaduras y resequedad en la piel. Aunque el cambio de estación puede resultar reconfortante luego de unos meses de frío, los rayos del sol pueden terminar provocando estragos en tu piel.


Por suerte, la primavera también trae consigo algunas de las mejores superfrutas para el cuidado de la piel. Así que si te estás preparando para la playa, ¡no dejes de consumir estas frutas!


Sandía

Antiinflamatoria: La cáscara de sandía tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que puede aplicarse en forma de mascarilla o directamente sobre la piel para mejorar condiciones como quemaduras de sol o eczema. La mejor manera de disfrutar de estas propiedades es retirar la parte rosa que está entre la cáscara y la pulpa, meterla al refrigerador por 10 minutos y colocarla directamente sobre tu rostro.


Mango

Antimanchas: La cáscara de mango suele ser un ingrediente muy popular para la elaboración de mascarillas ya que puede ayudar a reparar las manchas causadas por el sol. Para hacer tu propia mascarilla casera sólo es necesario retirar la cáscara de un mango, dejarla secar y, una vez seca, molerla y mezclarla con un poco de yogurt natural. Colócala sobre la zona afectada y déjala actuar por 30 minutos.



Pitahaya

Firmeza y elasticidad: Además de deliciosa, la pitahaya es rica en antioxidantes, especialmente en vitamina C, un nutriente que no sólo ayuda a producir colágeno, sino que además es clave para estabilizar esta proteína. Consumir pitahaya de manera regular puede ayudar a mantener tu piel saludable y joven, previniendo las líneas de expresión.


Coco

Hidratación: La leche de coco es uno de los hidratantes más efectivos para la piel, no por nada suele encontrarse en casi todos los productos hidratantes. Su gran cantidad de vitaminas y ácidos grasos, además, contribuyen a la regeneración celular al mismo tiempo que evitan la pérdida de líquido de las células de la piel ¡un must have! La manera más efectiva de aprovechar todos sus beneficios, ¡es simplemente aplicar un poco de aceite de coco directamente sobre tu piel!