top of page
Buscar

Piel radiante en las fiestas, ¡sí, es posible!



Se aproximan las celebraciones decembrinas, esa hermosa temporada de familia, compras y… ¡piel seca y opaca! Seamos honestas, todas amamos la Navidad pero odiamos esa terrible sensación de resequedad en nuestra piel y, especialmente, en el rostro. Por suerte, con una rutina adecuada de cuidado de la piel durante esta temporada será muy fácil mantener tu piel hidratada y radiante, aún en invierno.


Primero, nutrición.

El frío ambiental pone una gran presión sobre tu dermis, ya que en esta temporada es más fácil que tu piel se deshidrate y pierda nutrientes, por ello toda rutina invernal debe incluir una buena dosis de nutrición. Agrega un suero hidratante con antioxidantes y vitaminas a tu rutina, especialmente uno que incluya vitaminas E, A y C, esta última resulta especialmente útil en la forma de Tetrahexyldecyl Ascorbate ya que inhibe la oxidación celular y protege a tu piel del daño medioambiental. Y hablando de sueros hidratantes, los que contienen extractos naturales son una excelente opción para mantener un rostro saludable alejado de los parabenos y ceras artificiales.





Luego, hidratación.

Hidratar nuestra piel correctamente es básico en cualquier temporada, pero se vuelve especialmente importante en invierno. Por ello, es recomendable repensar las cremas que utilizas, mientras en verano querrás mantener tu rutina con cremas sencillas y poco grasosas, durante esta época es bueno incluir en tu rutina productos que contengan ingredientes como mantecas, ceras, escualeno o ácido hialurónico, todos estos ingredientes extra hidratantes que ayudarán a tu piel a recuperar su textura y suavidad.


Finalmente, limpieza

Aunque pocas personas están conscientes de ello, las bajas temperaturas evitan la disipación de la contaminación ambiental, es decir, la contaminación se acumula en los meses fríos y, al entrar en contacto con tus poros, provoca irritación y daños a nivel celular lo que puede desencadenar condiciones como acné, dermatitis o psoriasis.Así pues, al terminar el día, consiente a tu piel y ayúdala a contrarrestar los indeseables efectos de la contaminación ambiental aplicando agua micelar. Eso sí, busca una que sea suave y que incluya propiedades tonificantes, deja las más ácidas para los meses calurosos y busca productos delicados y suaves con tu piel.


¡No olvides la protección solar!

Aunque los días nublados pueden ser tentadores para dejar de lado tu protector solar, ¡no lo hagas! Aun en esta temporada es importante usar tu crema de protección solar para evitar los rayos UV, y las manchas en tu piel. Recuérdalo, el FPS es la clave de una piel jovial y saludable.








Comments


bottom of page