top of page
Buscar

¿No puedes hacer una lagartija? Te compartimos un simple truco que te puede ayudar a lograrlo.



Hacer ejercicio es uno de los hábitos más saludables para nosotros, no sólo para nuestra salud física, sino también para nuestro bienestar emocional. Sin embargo, muchas veces, aunque no lo queramos, podemos darle a la actividad física un papel secundario en nuestras vidas, ya sea por falta de tiempo, o hasta falta de espacio. ¿Qué podemos hacer en estas situaciones? Existen distintos ejercicios que podemos realizar fácilmente desde casa y que nos brindan grandes beneficios para nuestro estado físico y nuestra salud en general.

Uno de estos ejercicios son las flexiones de brazo, mejor conocidas como lagartijas, que nos ayudan a fortalecer principalmente la parte superior del cuerpo. Si no sabes cómo hacer una lagartija de manera correcta, es posible que te cueste trabajo hacer el movimiento y hasta te puedes llegar a lastimar. Es por eso que la instructora de pilates Cassey Ho (también conocida como blogilates en IG y TikTok) nos comparte un truco para poder aprender a dominar el movimiento.



¿Cómo hacer una lagartija?

1. Toma una liga de resistencia para hacer ejercicio y colócala justo arriba de tus codos.

2. Ponte en posición de plancha (de puntas o de rodillas), con las manos debajo de los hombros.

3. Lleva los codos hacia atrás mientras empujas hacia abajo.

4. El gran truco: la banda te va a ayudar a empujar el pecho hacia arriba.

A medida que te vuelvas más fuerte y tengas más práctica, puedes pasar de una banda pesada a una banda media, después a una banda ligera, hasta que ya lo puedas hacer sin el apoyo de la banda.


¿Cuáles son los beneficios de las lagartijas?

La gran ventaja de las lagartijas es que se pueden hacer desde cualquier lugar y son un excelente ejercicio para todas las personas que estén empezando o que lleven una rutina diaria de entrenamiento físico. Sin lugar a duda, las lagartijas nos ayudan a entrenar nuestra resistencia física, con ellas trabajamos varios músculos al mismo tiempo tonificando nuestro cuerpo, y favorecen a una correcta posición del cuerpo.

Entonces, ¿te animarías a probar este sencillo truco e integrar las lagartijas a tu vida diaria?



bottom of page