Buscar

Este Día de la Madre, ¡reconecta con tu poder interior!



Aunque a veces no se haga consciente, ser mujer implica estar conectada con una gran fuerza interior, un poder que viene de la capacidad de dar vida y que, directamente, nos vuelve una con la madre tierra e, indirectamente, con la mayor fuerza creadora del universo. Esta gran fuerza, además, es la guía instintiva que nos ayuda susurra sabiduría ancestral sobre crianza y energía. ¡Claro que a veces estamos tan ocupadas que es difícil escucharla! Por ello, en este Día de la Madre queremos compartirte algunas ideas para reconectar con tu poder interior.


Empieza con la respiración

La técnica correcta dependerá de tus objetivos, si, por ejemplo, lo que buscas es tranquilizarte después de una alteración, entonces utiliza una técnica de Breathwork sencilla, realizando inhalaciones lentas y profundas. Por otro lado, si estás experimentando un bajón de energía o necesitas enfocarte e imponerte sobre una situación, la respiración de fuego te ayudará.

Más allá de la situación en sí, es recomendable que incluyas ejercicios de respiración como parte de tu rutina de meditación diaria.


Escribe un diario

¿Sabías que estudios en la rama del psicoanálisis han descubierto que las historias que contamos de nosotros mismos moldean nuestra realidad? Las palabras son poderosas, por ello es necesario entender cuáles usamos para describirnos y a nuestro entorno. Llevar un diario en el que escribas los pensamientos y reflexiones más persistentes que tuviste durante el día te permitirá distanciarte de la situación y descubrir qué narrativa estás adoptando y cómo ésta te limita o empodera.



Conecta con tu cuerpo

Separar cuerpo y mente resultaría imposible, para ser capaces de liberar la fuerza de tu mente debes también preparar tu cuerpo. Realiza cualquier ejercicio que te ayude a sentir tu propia energía, ¡descubre aquel que se adapta a ti y te ayuda a obtener esa dosis de dopamina que ayudará a conectar mente y cuerpo! Si lo practicas en familia, ¡mejor aún! Al hacerlo no sólo estarás creando lazos con tus hijos sino que también les darás la oportunidad de desarrollar hábitos saludables


Crea rituales de autoafirmación

Ser mamá es un gran privilegio, pero también puede volverse abrumador en ocasiones. Lo más importante es recordarte la gran capacidad y creatividad que tienes. Inicia tu día con las afirmaciones positivas que te ayuden a conectar contigo misma, pero también permítete seguir descubriendo nuevas formas de dejar fluir tu energía interior: visita el parque, prueba nuevas recetas, lee, ejercítate, haz cualquier cosa que te acerque más a la persona que eres en tu mente. Recuerda, ¡para criar hijos felices, hay que empezar por ser feliz!


Encuentra y confía en tu tribu

¡Somos seres sociales, es parte de nuestra naturaleza! Recuerda que en el camino de la crianza no estás sola y que puedes acudir a tu tribu, ese grupo de personas que son tu apoyo pero que también pueden compartir su experiencia contigo. Tenemos todo un artículo al respecto aquí.