top of page
Buscar

Conéctate con el universo y sana



¿Qué dirías si te enteraras de que los humanos tienen la capacidad de vivir hasta 120 años? Sí, nuestra vida está planeada para durar más de un siglo, con vitalidad, calidad de vida y salud. Seguramente creerás que es imposible, lo cierto es que una vez que conoces la verdadera naturaleza humana, esto no sólo es alcanzable, sino en realidad muy lógico.


El Qi como fuente de vida

Por naturaleza, los humanos poseemos una conexión especial con la fuente de vida, una fuente que las culturas orientales denominan Qi. En las culturas orientales, el Qi es la fuerza creadora del universo, la vibración de la vida que constantemente está emitiendo luz, amor y, por supuesto energía.


Al nacer, todos recibimos una cantidad limitada de Qi, pero con una fuerza tal que podría ser suficiente para alcanzar 120 años de vida. En culturas orientales, por ejemplo, no es raro encontrarse con maestros e iluminados con vidas longevas, más allá de los 100 años. Entonces, ¿por qué es tan difícil ver este fenómeno en el mundo occidental? La razón es muy clara: hemos perdido nuestra conexión con el Qi.



¿Por qué se pierde la conexión con el Qi?


Aunque la respuesta a esta pregunta es muy sencilla, la solución no lo es tanto. Por un lado, nuestro propósito como seres espirituales es conectar con la fuente, con la luz del universo que impulsa toda la vida, no obstante suele ser común que en el camino nos distraigamos.


El Qi circula por nuestro cuerpo de la misma manera que la sangre. La diferencia es que existen puntos energéticos clave para que este pueda fluir a través de nosotros, estos puntos son los que conocemos como chakras.




Las emociones negativas como la ira, la vergüenza, el miedo entre otras, crean bloqueos que cierran nuestros chakras y limitan el flujo energético que circula por nuestro cuerpo. Esto desencadena fatiga, problemas mentales, emocionales, físicos y, en general, una profunda desconexión con nuestra propia naturaleza.


Para poder contrarrestar esos bloqueos es necesario reemplazar esas emociones con vibraciones opuestas, aquellas en sintonía con el Qi, como el amor, el agradecimiento o la generosidad. Aunque claro que esto es más fácil de decir que de hacer.

¿Qué pasa cuando conectamos con el Qi?

Regresar a nuestra propia naturaleza requiere desaprender muchas de las conductas que adquirimos desde pequeños y que hemos repetido durante años y aunque esto puede ser difícil, una vez que conectas con la fuente descubrirás que valdrá la pena.


Cuando conectas con el Qi te conviertes en un ser mucho más en paz, amoroso, paciente, generoso y compasivo. Es normal, también, que muchos de los males que te aquejan a nivel físico o mental desaparezcan, como resultado del gran trabajo interno que has llevado a cabo, como resultado empieza a crecer tu conexión con la fuente y, por lo tanto, contigo mismo.


Entonces, ¿cómo lo logro?

Lograrlo requiere de un trabajo constante y un giro en tu manera de ver el mundo. Master Ohh es un experto en Qi y curación energética que ha dedicado su vida a compartir sus conocimientos para ayudar a más personas a conectar con la fuente. Ha impartido talleres y realizado terapias de Qi en diversas partes del mundo. En México, realiza experiencias en asociación con One With You, descúbrelas en nuestra página.


Comments


bottom of page